Calle Lealtad, 20, 39002, Santander   |   942 22 78 88   |   L-V  8:30-13:30 y 16:30-19:00

¿Cuándo debo hacer mi primera revisión visual?

Los primeros años de vida y prácticamente toda la infancia consideramos que son edades críticas dentro del desarrollo del sistema visual. Cuando nacemos prácticamente no vemos, y a lo largo de la infancia se va desarrollando la visión, el niño “aprende” a ver.

Cómo se desarrolla la visión

 

De manera paralela a la visión, madura su sistema motriz y neuronal. Todos los sistemas se conectan para que, a partir de la visión como primer estímulo, seamos capaces de trasladar la información recibida y emplearla para el mejor aprovechamiento de todas nuestras facultades.

 

Durante los primeros años de vida, el sistema visual es muy plástico, y se adapta a los cambios con gran facilidad, esta circunstancia permite que niños con una graduación alta tengan buenas agudezas visuales al revisarse, pero el “esfuerzo” que hacen para ver  bien no sea adecuado, y por este motivo les prescribamos unas gafas, liberando así  en gran medida ese esfuerzo visual, que es mayor cuanto más cerca miran, y puede ocasionar un retraso en el aprendizaje de lectura.

 

Del mismo modo necesitarán gafas los niños que, aún teniendo agudezas visuales óptimas en cada uno de los ojos, ese “esfuerzo” que hemos comentado necesitan hacer para ver bien, sea diferente en cada uno de ellos, pues el sistema visual humano sólo es capaz de hacer respuestas iguales en ambos ojos, y con las gafas adecuadas lo podemos igualar.

 

 

Esto no significa que más adelante no sea fundamental prestar atención a nuestra salud visual, sino que lamentablemente algunas alteraciones que tienen gran importancia podrían acarrear consecuencias si no son diagnosticadas y tratadas   en esa etapa crítica.