Calle Lealtad, 20, 39002, Santander   |   942 22 78 88   |   L-V  8:30-13:30 y 16:30-19:00

Lentillas Orto-K

Ortoqueratología nocturna y control de la miopía en niños

Probablemente la miopía sea el problema refractivo de mayor prevalencia en el mundo

Esta alta tasa de incidencia,  además de su naturaleza progresiva en los niños ha potenciado la investigación  en lo que respecta a la miopía de aparición precoz en niños y adolescentes, así como en la búsqueda de diversas estrategias para intentar retener o reducir su progresión.

La ortoqueratología  (Orto-K) es un tratamiento en el que mediante la adaptación de unas lentes de contacto de un diseño especial, y usándolas el niño únicamente mientras duerme, se elimina temporalmente su miopía y astigmatismo, permitiéndole disfrutar de una buena visión durante todo el día sin usar gafas, ni lentes de contacto y sin necesidad de haberse sometido a una cirugía refractiva.

Algunos estudios estadísticos correlacionan el empleo de ortoqueratologia y menor progreso de miopía.

La técnica es  reversible y consiste en modificar la curvatura de la córnea Estas lentillas corrigen la miopía hasta -4 dioptrías y el astigmatismo hasta -2,5, o  los dos al mismo tiempo si fuera necesario. Ofrecen una verdadera alternativa para todas las personas que deseen liberarse de las gafas o de las lentillas. En ocasiones pueden utilizarse cuando las lentillas convencionales se desaconsejan.

 

 ¿Es eficaz? ¿Qué riesgos tiene? ¿Por qué no hemos oído hablar antes de esta alternativa? .

El Dr Cantera, especialista en oftalmología y cirugía de VISION GLOBAL  responde algunas dudas frecuentes:

¿Cómo funciona la ortoqueratología?

La técnica utiliza lentillas semirrígidas cuya cara interna tiene una forma particular y personalizada a cada paciente: Estas lentes  obligan a las células del epitelio, la capa más superficial de la cornea, a posicionarse donde nos interesa durante su migración natural de la periferia hacia el centro. ,Así, el centro corneal ,  sobre un diámetro de unos 5,5 mm, se vuelve menos curvo. Las capas celulares más profundas no se ven modificadas.

Cuando la córnea cambia su curvatura, reduce su cantidad de dioptrías de manera suficiente para compensar la miopía. Una vez que la lentilla se quita, la cornea tiene una tendencia a mantener la nueva forma por muchas horas, lo que permite una buena visión sin tener que usar nada durante las horas que el niño se encuentre despierto.

De esta manera  la córnea no se aplasta (a veces existe esta falsa idea). A lo largo del día, las células epiteliales se renuevan y recobran su posición inicial, de ahí la reversibilidad de la corrección. Llevar las lentillas de noche durante siete horas, a veces menos, permite disfrutar de una nitidez visual de 100%  todo el día siguiente.

¿ A partir de que edad se pueden poner las lentes?

“No hay edad mínima para llevar estas lentillas”, precisa el médico. Sin embargo, lo ideal es esperar a que el niño sepa respetar las precauciones de higiene de las lentillas, para que pueda ponérselas y quitárselas solo, lo cual sucede a partir de los 7 o 10 años.

¿Quién no  puede beneficiarse de las lentillas de ortoqueratología?

Las contraindicaciones absolutas son raras y conciernen principalmente a las personas con enfermedades de la córnea, como las distrofias. En caso de insuficiencia lacrimal o que la córnea sea demasiado plana, el uso de las lentillas puede intentarse, pero el resultado no es siempre satisfactorio.

¿Qué riesgos existen?

La Ortoqueratología es una técnica segura siempre que la realicen profesionales experimentados y cuenten con la tecnología adecuada.  En raras ocasiones pueden encontrarse efectos serios no deseables. Estas complicaciones se asocian muy a menudo a infecciones corneales cuando el paciente no sigue una higiene adecuada o no sigue las pautas recomendadas por su especialista, tanto en cuanto a controles o otras recomendaciones.

Otras complicaciones pueden derivar de la hipoxia corneal cuando las lentes no se fabrican en los materiales adecuados. Por esta razón, sólo se deben usar materiales gas permeable de alto paso de oxígeno. Se ha calculado que el riesgo de sufrir una infección es de 1.4 cada 10.000 casos, lo que es similar al que existe con lentillas blandas en uso diario.

 

Por la noche, a menos que haya que levantarse demasiado, las lentillas apenas molestan. Sin embargo, pueden desplazarse dentro del ojo, lo que puede perturbar la visión al día siguiente o inducir halos nocturnos en las personas con pupilas muy  grandes.

¿Cómo evitar los inconvenientes?

Es esencial dirigirse a un especialista formado en ortoqueratología, que pedirá y adaptará las lentillas.

La ortoqueratología es una técnica especial que no la realizan todos los profesionales, ya que requiere que el profesional cuente con gran experiencia y con una instrumentación especial. Uno de estos instrumentos es el ''topógrafo corneal'', “Por medio de este aparato es posible obtener un mapa de la superficie corneal para diseñar las lentes optimas,, realizar una valoración sobre la viabilidad del caso, poder controlar y medir el efecto de moldeo que la lente realiza una vez puesta”.