Calle Lealtad, 20, 39002, Santander   |   942 22 78 88   |   L-V  8:30-13:30 y 16:30-19:00

Gafas para la

presbicia

En este artículo queremos ofrecer respuesta a algunas de las cuestiones que nos plantean diariamente en nuestra consulta y desterrar algunas de las ideas que muy frecuentemente oímos como consecuencia de no preguntar al profesional adecuado.

 

¿A qué edad debo empezar a usar gafas de cerca?

 

La edad en la que comenzamos a tener dificultad en visión próxima varía de una persona a otra, y depende, salvo patologías, de la graduación que se tenga para la visión de lejos.

 Así, personas que han visto bien durante toda la juventud sin necesidad de gafas, pueden tener una hipermetropía que no ha necesitado corrección óptica, pero que obligará al uso de gafa de cerca a una edad más temprana del que no la ha tenido.

Los miopes de una determinada cuantía podrán ver de cerca a cualquier edad sin el uso de gafas, pero necesitarán gafa para lejos.

¿Debo aguantar todo lo que pueda sin gafas?

Cuando debido a la presbicia necesitamos gafa para cerca, no ponerla sólo nos va a causar incomodidad y abandono de tareas en visión próxima, lectura, etc. Retrasar la ayuda óptica no ocasionará un retraso  en nuestra necesidad, únicamente limitará nuestras actividades, por lo tanto, debemos de poner la gafa de cerca cuando el profesional de la visión lo recomiende, y acudir a su consulta al menos una vez al año para que nos prescriba la gafa adecuada para cada momento.

 

Si empiezo a usar gafas ¿Me acostumbraré y ya no podré ir sin ellas?

Lo normal es que cuando utilizamos algo que mejora nuestra calidad de vida nos acostumbremos a ello. Con la gafa ocurre igual, en el momento que podemos leer de una manera más confortable y el sistema visual trabaja de la forma adecuada, lo que ocurre siempre que estamos correctamente graduados, es normal que las necesitemos con más frecuencia.

Esto no significa que al quitarlas veamos peor de lo que veíamos antes, sino que comparamos.

Puede ser que con el paso del tiempo nuestra visión de cerca sí vaya empeorando, pero no como consecuencia del uso de las gafas, sino simplemente como consecuencia del paso del tiempo. Como ya comentamos la visión de cerca se va perdiendo progresivamente entre los 40 y 60 años aproximadamente dependiendo de la persona, independientemente de haber usado o no corrección óptica.

 

 

¿Puedo usar las gafas de farmacia?

Las gafas de farmacia nos pueden resolver una situación puntual, pero no es la adecuada para usar cuando necesitamos gafa de cerca.  La lente no tiene la calidad de una lente graduada, además tienen lo mismo en los dos ojos, circunstancia que no se suele dar en las personas.

Pero uno de los factores negativos que más puede perjudicarnos si las utilizamos habitualmente, es el producido por el efecto prismático que se genera al no estar alineados nuestros ejes visuales con el eje óptico de la lente. 

 

Me recomiendan progresiva, ¡Pero si yo de lejos veo bien! ¿Ahora tengo que llevar gafa todo el día?

 

No. Desde luego que no. Si necesitamos una gafa para visión próxima y recomendamos que sea progresiva es por la comodidad que ésta te proporciona, puesto que puedes ver con ella a cualquier distancia sin necesidad de quitar la gafa.